PREHISTORIA

Físicamente, los vascos actuales descienden de quienes poblaron las cuevas de Lascaux, Altamira, Santimamiñe, Arteaga, Otsozelaia, Siga, es decir, de las gentes de Cro-Magnon. Pero, ¿qué lengua utilizaban? No lo sabemos.

Historiaurrea

El euskara no tiene parentesco conocido. Es la lengua viva más antigua de Europa y parece que se originó en su mismo solar actual, que creció como su población, por lo menos hace algunos miles de años, sin duda a partir de una lengua madre. No parece tener otros antecesores. Pero con el tiempo ha cambiado, se ha relacionado con las lenguas del entorno, en especial con el latín y los romances.

En su seno guarda vestigios de tiempos muy antiguos, como la raíz “haitz” (piedra) en el nombre de varias herramientas: aizkora (hacha), aizto (cuchillo), aitzur (azada), zulakaitz. “Horma” es pared en algunos dialectos; en otros hielo; ¿Elurra, nieve, puede que sea ez-lurra (no-tierra)? Así podríamos remontarnos a las Glaciaciones. Pero ¡cuidado! Más cerca de nosotros, a medida que han aparecido cuatro metales básicos, así los ha nombrado: urre (oro), zilar (plata), urraide (cobre, urre–aire), ziraida (estaño, zilar aire).

Otras características de su antigüedad: un calendario basado en la Luna; un año de dos estaciones (verano-invierno), con dos subestaciones de seis meses: udaberria, udamina, udazkena…

Historiaurrea2

LA ROMANIZACIÓN

Erromatartzea

Los vascos entraron en la historia de la mano de varios escritores griegos y romanos, sobre todo con el nombre de vascones y aquitanos. No obstante, el primer testimonio escrito de la lengua es el bronce de Ascoli, hallado en Roma en 1908: el 18 de noviembre del año 90 a.n.e. adquieren la ciudadanía romana 30 caballeros de Iberia, 12 de ellos vascones. Destaca en esa relación el topónimo ENNEC, y los hombres masculinos ELANDUS (Ellande, Allande), y ENNEGES (¿hijo de Eneko?).

Desde Tito Livio, muchos escritores sitúan a los vascones en la actual Nafarroa Garaia, o en territorios próximos: Jaca, Oiasso…

En Iparralde, Julio César distingue a los aquitanos de los galos y los belgas “por lengua, costumbres, leyes”. Estrabón añade que tienen más semejanza con los iberos en “idioma” y “apariencia física” (estos iberos son gentes del sur; es decir, vascones).

Algunos retazos de su lengua aparecen en inscripciones romanas, en los escritos epigráficos y sobre todo en las lápidas: en frases latinas se intercalan algunos nombres de personas o dioses, evidentemente euskaldunes. Por el este abundan en torno al Garona, menos en la actual Euskal Herria (en Atharratze de Zuberoa, en Lerga de Nafarroa Garaia…), pero demuestran a las claras que el antepasado directo del euskara es la lengua de vascones y aquitanos, y que llegaba y se extendía más lejos que en la actualidad.

Una abundante toponimia vasca confirma estos datos a lo largo de todo el Pirineo y en ambas vertientes, incluso más allá, hasta Soria y las tierras de Palencia, hacia el Rodano y los Alpes…
Los vascones y aquitanos no son, por supuesto, los únicos euskaldunes de la época romana, y parece que otros pueblos vecinos utilizaban esta lengua. Aunque por presiones del celta pudiera retroceder en los márgenes, según Menéndez Pidal, el euskara sería tan antiguo en Nafarroa como en Bizkaia (En torno a la lengua vasca, 106.or.).

baskunes txanpona

El nombre de los vascones se extendió, alrededor del siglo VI, a todos los euskaldunes, probablemente por la posición central y dominante de Nafarroa.

¿Es posible que la romanización redujera el espacio del euskara? Se repite a menudo, pero sin pruebas. Sin embargo, buena parte del léxico del euskara proviene del latín, y después, de los romances. Pero también éstos llevan su parte de terminología vasca, aunque disimulada y escondida.

NOVEMPOPULANIA

mappemondessever

La primera Aquitania, la de Julio César, llegaba hasta el Garona. El emperador Octavio-Augusto extendió hasta el río Loira la provincia romana de dicho nombre. Pero entre los siglos II y III los pobladores de la vieja Aquitania consiguieron “separarse de los galos”, para organizar una nueva provincia del imperio, con el nombre de Novempopulania (el territorio de los nueve pueblos). La “piedra romana” de Hazparne honra a Verus, jefe que alcanzó esa victoria político-diplomática.

¿Cuál fue el criterio que permitió esa separación de los galos? Quizás que tenían distintas lenguas (por lo visto el celta también superó la romanización), pero no hay pruebas.

En el siglo IV el poeta bordelés Ausonio descalifica a los vascones de los bosques, porque son paganos y salvajes. Pero añade que en Akize, en casa de su abuela, se hablaba euskara, la lengua de los vascones. Se puede pensar que también utilizaban el latín.

La cristiandad se pudo extender a través de estos vascones romanizados de los campos y poblaciones pequeñas (de Calahorra, Akize…), gracias a que utilizaban los dos idiomas.

BASKONIA

VasconiabvasconiaVasconiac

500-1000

En ese período de cinco siglos los vascones aparecen con fuerza entre los ríos Ebro y Garona. Plantan cara a los francos en Aquitania, a los visigodos y luego a los musulmanes en el sur hispano.

602 Se crea el Ducado en Novempopulania.

626 El nuevo nombre de Novempopulania es Vasconia. El poder de los duques y príncipes de Vasconia se extiende al sur.

824 En el territorio peninsular (Hegoalde) se crea el reino de Iruñea. Los duques y príncipes de Vasconia son parientes y aliados de los reyes de Iruñea.

Las fronteras político-militares de Vasconia fueron inestables, en virtud de las victorias y las derrotas. Pero, ¿y las de la lengua? Al respecto encontramos una gran indefinición a lo largo de toda la Edad Media.

Siglo X

Un fraile de San Millán dejó escritas dos breves frases en euskara. En La Rioja, al lado de otras en romance, junto a un texto de San Agustín en latín: las “Glosas Emilianenses”.

Es poca cosa. Pero el euskara aparece en mucha mayor medida en los nombres vascos de muchos frailes de Albelda y San Millán.

ALREDEDOR DEL AÑO 1000

“Un texto de 1060 que se guarda en el monasterio de Leire llama a la lengua natural de la población (navarra), que sorprendió a los (escritores) antiguos, “basconea lingua”; es decir, euskara” (Jean-Baptiste ORPUSTAN, Le Pays de Cize, ed. Izpegi, Baigorri, 118.or.).

Un documento de donación del mismo año dice que “los reyes de Nafarroa de aquel tiempo utilizaban el euskara como su lengua personal y natural” (Mateo de ANGUIANO, Compendio historial).

Abadal, Joan Corominas y Ferran Soldevilla piensan que el euskara permaneció vivo en el valle del Alto-Pallars aproximadamente hasta el año 1.000. Lo mismo piensa el profesor Jacques Allières del Val d’Aran, según el célebre versículo 384 de la llamada “Canción de sainte Foy”, siendo uno de los textos occitanos más antiguos (del siglo X): “Cisclaun`l Bascon que son d’Aran”.

(…) “Orroaz ari dira Arangoak diren euskaldunak”. (…) Egiaz “euskaldunak” dira Gascon-ei kontrajartzen dituen Bascon horiek” (Les Basques. Que sais-je? Nº 1668, 30.or.).

En el otro extremo del territorio bascón, el euskara llega hasta las puertas de Burgos. Por el sur se habla en Miranda de Arga y en Erriberri (Olite). Mucho más tarde se subraya su presencia en Tutera (Tudela) y Huesca, según veremos por esa parte.

¿El hecho de que las tierras arrebatadas a los musulmanes se pueblen de vascones de la montaña es la causa única de esa gran extensión de la lengua? ¿O es que el hilo del idioma no se cortó ni por la romanización, ni por la arabización, pues éstas afectaron poco a la gente sencilla? Está por aclarar este punto.

Por el norte (Iparralde), en lo que se refiere a la lengua, no hallamos un sólo documento de esta época, con la excepción de ese versículo 384 que trata sobre el Valle de Arán.

EDAD MEDIA (2ª PARTE)

1140 El peregrino francés Aymeric Picaud, en su Camino de Santiago, describe con feos rasgos a los euskaldunes, aunque recoge una veintena de valiosas palabras vascas.

1167 En un documento que firma el rey de Iruñea Sancho VI el Sabio, el euskara aparece definido como “lingua navarrorum” (el idioma de los navarros).

erdi aroa

1239 El rey de Castilla Fernando III el Santo da permiso a los riojanos de Ojacastro para que hablen en euskara.

1349 Los gobernantes de Huesca prohíben hablar en euskara en el mercado de la ciudad (así como en hebreo y en árabe).

1385 En el Registro de Impuestos de Bearn, muchas casas de valle de Uhaitz aparecen con doble nombre, uno en gascón y otro en euskara, señal de que se utiliza la lengua vasca.

1415 Un funcionario de la Hacienda Real de Iruñea escribe en euskara al de Donibane Garazi, y éste le responde en la misma lengua.

1321-1471 Han perdurado, hasta nuestros días, abundantes vestigios de cantos épicos que tratan de aquellas lejanas batallas: Beotibar, Akondia, Urrixola, Aramaio, Arrasate, Mungia, Bereterretxen hilketa…

Fragmentos de poemas de Amor (y de odio) se han transmitido también oralmente: Alos Torrea…

El latín es la lengua oficial de la Iglesia católica. Desde la cristianización hasta el final de la Edad Media, la Iglesia no nos ha aportado ni un solo escrito en euskara.

La lengua oficial de reyes y príncipes es también el latín. Pero ese lugar lo tomarán enseguida los romances, antes o después según los pueblos. El Occitano aparece en Nafarroa y Gipuzkoa desde 1240 en documentos legales y oficiales, a lo largo de siglo y medio; desde 1270 en Bearn; y no sabemos en Aquitania, en tiempo de los duques ingleses.

No obstante la presencia del euskara es notoria en algunos textos de la administración real: “lingua navarronrum”; Ojacastro; en las cartas de los funcionarios reales… Abundan nombres vascos, palabras, expresiones y frases cortas en textos latinos o romances. En el Fuero general de Nafarroa, y en otros documentos que se guardan en el Archivo general de Nafarroa. Va siendo hora de recurrir a ellos.

SIGLO XVI

XVI mendea

1539 Francisco I, rey de Francia, mediante la ley Villers Cotterêts, impone la lengua francesa en la vida oficial y en los tribunales. Se supone que esa ley atacaba el latín (pues era la lengua oficial), pero se ha utilizado contra las “lenguas provinciales” hasta hoy, para hacer desaparecer nuestra lengua de la vida pública.

1535-1562 Un texto breve de Rabelais en euskara, el diccionario del italiano Landuccio, las aportaciones de algunos autores y viajeros desconocidos…

1535-1574 Documentos de esta época nos demuestran que en Tutera y Erriberri se vivía en euskara.

1545 Se imprime el primer libro en euskara, Linguae Vasconum Primitiae, compuesto de versos profanos y cristianos; el autor Bernat Etxepare, sacerdote navarro de Garazi.

1564-1567 Poema de Juan de Amendux.

1564-1567 Libro manuscrito de Joan Pérez de Lazarraga, alavés de Larrea. En 2004 la Diputación de Gipuzkoa compra este libro compuesto de poemas, canciones e historias de amor, hallado en Madrid.

1561 En Lizarra (Estella) se imprime en dos lenguas la obra “Doctrina Christiana” del sacerdote navarro Sancho de Elso. No ha perdurado ningún ejemplar.

1571 En Aroxela se imprime el Nuevo Testamento. Por encargo de la reina de Nafarroa Joana III de Albret (Labrit) (a la vez primera dama del Bearn), la tradujo Joanes Leizarraga, natural de Beskoitze, Lapurdi, sacerdote calvinista en la Bastida de Behenabarra.

1596 Aparece en Bilbao, en edición bilingüe, el catecismo cristiano de un tal “doctor Betolaza”. Lo redescubrirá Koldo Mitxelena.

1596 En Iruñea aparece, sin firma, el libro “Refranes y Sentencias comunes en Bascuence”. Por su lado el historiador Garibay (1533-1599) publica dos colecciones de refranes.

En Nafarroa Garaia, el “Registro” de 1587 permite adivinar el límite del castellano: Zarrakaztelu (Carcastillo), Murelu-Hautsi, Santakara, Pitillas, Erriberri (Olite), Tafalla, Artaxo(n)a, Oteiza, Lizarra, Aiegi, Azedo.

Sin embargo, a raíz del viaje de Felipe II por Nafarroa Garaia, el cronista Enrique Cock destaca la fuerza del euskara entre la gente sencilla de Lizarra. La nobleza conoce las dos lenguas. Pero ya que dominaban el castellano, difícilmente se puede pensar que no conocían el euskara. Esta advertencia vale asimismo para los “romanzados”; también podían ser bilingües.

Otra nota: en aquella época se les decía “vizcaíno” al euskara y a sus hablantes (ver Cervantes; cuando de Thou se refiere a Lizarraga; o San Frantzisko Xabier: “la mia (lengua es) vizcaina”).

xvib.jpg

SIGLO XVII

Axular

Es el siglo de oro de las letras vascas en Lapurdi, con unos diez buenos escritores alrededor de Axular, de los cuales los sacerdotes franceses Materre eta Pouvreau han aprendido el euskara. En 1696 Belapeyrek publica el primer libro escrito en exclusivo souletino: es el padre del souletino clásico.

1643 GERO, el célebre libro de AXULAR. El autor, Pedro Daguerre Azpilkueta, nació en la casa Axular de Urdazubi, Nafarroa Garaia. Fue párroco de la vecina Sara, y precursor de la famosa escuela de literatura de Lapurdi.

gero.gif

En la introducción del libro nos ofrece una perspectiva del ámbito del euskara de aquella época: “Zeren anhitz moldez eta diferentki mintzatzen baitira euskal herrian, Nafarroa garaian, Nafarroa beherean, Zuberoan, Laphurdin, Bizkaian, Gipuzkoan, Alaba-herrian, eta bertze anhitz lekhutan”. No precisó cuáles pudieran ser esos otros muchos lugares.

En su libro “Navarra, historia del euskera”, en el 4º capítulo titulado “El euskera lengua nacional”, J.M. Jimeno Jurio observa y subraya la fuerza que esta lengua mantiene en la mayor parte de Nafarroa Garaia y en Iruñerria (comarca de Iruñea).

A la vez, en Bizkaia y Gipuzkoa, territorios de habla euskaldun, ocurre un suceso desconcertante y preocupante: el Gobierno español decide que para tomar parte en las Juntas hay que saber hablar y escribir en castellano. A consecuencia de ello varios concejales vizcaínos serán castigados por hablar en euskara bajo el árbol de Gernika. Expulsados de las Juntas, otros multados, incluso encarcelados…

De ahí se comprende cómo los primeros escritores de esos territorios defienden el euskara en castellano: Etxabe, Lopez de Isasti…

En Zuberoa, el sacerdote Athanase de Belapeyre, vicario del obispo de Olorón, ordena a los párrocos de ese territorio que abran una escuela en cada parroquia. Esas escuelas existieron hasta el siglo XVIII, y aguantaron hasta la revolución francesa. Enseñaban en euskara.

SIGLO XVIII

orhipean

La producción escrita aumenta en Bizkaia y sobre todo en Gipuzkoa, con los jesuitas Larramendi, Kardaberatz y Mendiburu. En cambio en Lapurdi y Zuberoa desciende.

En Araba el euskara retrocede abiertamente. Sin embargo, según un texto de 1787, el entorno de Gasteiz es completamente euskaldun.

En Nafarroa Garaia con el final del siglo XVIII se inicia un gran retroceso de la lengua vasca, a causa del opresivo centralismo de los borbones.

1707 Mediante los llamados “Decretos de Nueva Planta“, Felipe V ataca los Fueros de Aragón y Cataluña.

1716 El catalán queda fuera del comercio y la vida pública.

1759 Con la intención de imponer el castellano como única lengua, Carlos III arremete contra todas las demás en la península, en América, en todo el imperio.

La enseñanza primaria se convierte en obligatoria. Ha de hacerse completamente en castellano. Quienes no la superen, profesores o alumnos, serán duramente castigados.

1766 El ministro Aranda prohíbe en Iruñea la edición de una vida de Ignacio de Loyola. La razón, que ese libro de Kardaberaz está escrito en euskara.

1767 Al ser expulsados los jesuitas del imperio español, el euskara pierde autores ilustres y lúcidos.

1777 Se inaugura el seminario general de Iruñea. En la formación de los seminaristas no se incluye el euskara.

El clero que protegía la lengua navarra se divide en ese tema. Se nombran sacerdotes castellanos en poblaciones completamente euskaldunes. Algunos sacerdotes vascos abandonan el euskara porque les resulta más cómodo desenvolverse en castellano: como se enseña el catecismo en castellano, imponen el castellano en sus iglesias (rezos, misas, sermones…)

Así, a finales del siglo XVIII el uso del euskara se va reduciendo en Iruñea y su comarca, también por efecto de la propaganda oficial. No obstante se nota que hasta mediados del siglo XIX por lo menos los euskaldunes no son pocos en Iruñea y en un amplio territorio que se extiende hacia el sur.

En Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, por lo visto, no son tan extremas las medidas contra el euskara: se trabaja con más cuidado, quizás porque existe una larga historia en común con Castilla. En cambio Nafarroa es el reino que más tarde se conquistó, el que no ha olvidado su independencia.

1789 En las Juntas de Lapurdi el euskara tenía su espacio, incluso por escrito. La Junta escribió sus llamados “Cahiers de Doléances” en las dos lenguas, euskara y francés. En las comarcas gasconas de Bidaxune y Gixune perdura el euskara.

1789-2000

Luis Lucien Bonaparteren

La única lengua oficial del Estado español hasta 1979 es el castellano, a pesar de los esfuerzos de las cuatro Diputaciones (como consejos generales): en 1918 crean Eusko Ikaskuntza; en 1919 Euskaltzaindia.

Bonaparte Mapa

1930 Comienza el renacimiento en literatura: Lauaxeta, Lizardi…

1936 Estatuto de Autonomía: en la Ley el euskara es la lengua oficial en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa (en la práctica sólo en Bizkaia, ocupado militarmente el resto).

1936-76 El franquismo persigue el euskara, sobre todo en Bizkaia y Gipuzkoa, “provincias traidoras”; algo menos en Nafarroa Garaia; pero en esta parte ha perdido todo su prestigio.

1964 En las postrimerías del franquismo se percibe un nuevo renacimiento, recuperando el hilo perdido en el 36: Mitxelena, Etxaide, Txillardegi, Mirande, Iratzeder, Aresti… Se empiezan a extender las ikastolas y gaueskolas.

1979 Nueva legislación autonómica. El euskara de nuevo co-oficial en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa.

Es también co-oficial en la montaña de Nafarroa Garaia. Es semi-oficial en la zona media. Y completamente ausente de la vida pública en Erribera (Ribera).

Pese a todo sufra dificultades en la vida oficial, ante la falta de recursos y voluntades de las administraciones.

La primera cadena de ETB (Euskal Telebista 1) refuerza el euskara, y sobre todo el Euskara Batua, en todos los territorios. Las radios euskaldunes mantienen un espacio más estrecho.

La enseñanza en euskara avanza en las universidades públicas y privadas de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, aunque no tanto como sería de desear.

En el Estado francés la política lingüística que marca la revolución es muy contradictoria.

1790-93 El Parlamento de Francia hace traducir sus decretos al euskara.

1794 La ideología oficial se hace nacionalista: el francés es la única lengua. Pero a la vez se realizan algunas manifestaciones, carteles, un calendario revolucionario en euskara…

1837 El francés se convierte en la única lengua escolar durante casi dos siglos.

1951 La ley Deixonne abre un pequeño resquicio en la escuela.

1969 Un segundo resquicio con los maestros itinerantes. Por otra parte se abre la primera ikastola. Detrás vendrán otras y se creará la red Seaska; ahí se aprende euskara en serio, gracias a la inmersión lingüística. Después surgirán las aulas bilingües en la escuela pública (Ikas-Bi) y la católica (Euskal Haziak).

korrika.gif

1994 Reunida en Biarritz, Euskaltzaindia pretende la oficialidad del euskara en la República francesa. Esta academia ha desarrollado el Euskara Batua desde la Junta de Baiona (1964).

El movimiento cultural a favor de la lengua, iniciado con los Juegos Florales del sabio Antoine d’Abbadie (1853), seguido de la Asociación Euskara de Nafarroa (1876), luego Euskualzaleen Biltzarra (1901) y Euskal Esnalea (1907)… se revitaliza a finales del siglo XX: los semanarios Argia y Herria, los diarios Egunkaria (cerrado por la Guardia Civil) y Berria, las radios libres, la edición (los mercados de libros y discos de Durango y Sara), las asociaciones semi-oficiales (Ikas eta Euskal Kultur Erakundea en Uztaritz), las gau eskolas para adultos (AEK)…

El número de euskaldunes aumenta notoriamente en Araba, Bizkaia t Gipuzkoa, algo en Nafarroa Garaia, pero cae en picado entre los niños y jóvenes de los tres territorios vascos de Iparralde, a falta de una oficialidad y una política lingüística.

Como la vieja ley Villers Cotterêts (1539), el segundo punto de la constitución de Francia mantiene arrinconada la lengua de los euskaldunes: “la lengua de la República es el francés” (1992). Francia no firma la eurocarta de las lenguas “minorizadas”.

idazleak.gif

Este artículo está recogido en su integridad de un trabajo realizado por Nabarralde.

Anuncios